Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel

 

AUGE Y CAÍDA DE UN MITO

 

Una paloma salió a la calle a protestar
y como es lógico en este tipo de situaciones
resultó mojada y apaleada sin compasión alguna
Pero la paloma no se desanimó
muy por el contrario
a la semana ya estaba marchando y gritando
al frente de un puñado de estudiantes
Esta vez no sólo fue golpeada
sino que además
se le detuvo junto a otros manifestantes
mientras huía en dirección desconocida
Al poco rato quedó en libertad
por falta de méritos
Y así la paloma se hizo habitual
en las protestas de toda índole
que fermentaban frente a la Casa de Gobierno
Cierto día en que agitaba una marcha gremial
uno de los dirigentes le hizo la pregunta clave
¿Dinos por qué protestas
si no eres estudiante, ni docente, ni trabajadora
ni perteneces a algún sindicato
ni a nada que se le parezca?
Muy simple, respondió la emplumada
Estoy cansada de que me llamen
la Paloma de la Paz
porque ya nadie me toma en cuenta
Y dicho estas palabras
voló hasta los cables del alumbrado
para arrojar la primera piedra
sobre los vidrios de la Casa de Gobierno

Mario Meléndez